«

»

Sep 12

Los padres en el fútbol base

Los padres en el fútbol son una figura muy importante en el mundo del fútbol para bien pero en ocasiones también para mal. Para bien ya que ellos son los encargados de llevar a sus hijos y acometer con los gastos que conlleva la práctica de este deporte, además muchos padres colaboran con los clubes en los que están bien sea económicamente (haciéndose socios) o bien sea ayudando en labores del club, o también simplemente dejando a su hijo a la hora establecida y no interponiéndose en el trabajo de los responsables de los equipos. Además muchos padres acuden a los partidos para animar a su hijo y al equipo con fe ciega.

Pero por desgracia también existe el lado opuesto, el “Papá-Entrenador” es un personaje bastante reciente en el mundo del deporte; no suele faltar a ningún partido, a veces se traga hasta los entrenamientos.

Algunos padres que acuden a todos los entrenamientos simplemente para criticar las decisiones del entrenador y presionar a su hijo con la esperanza de que le salga un jugador de primera división.Aquí otra vez estamos olvidando el carácter lúdico del deporte. Generalmente para este tipo de personas el entrenador suele ser una figura que esta colocada a “dedo” en el sitio y que no tiene los conocimientos necesarios para educar a su hijo en el aspecto futbolístico. Padres que entienden más de fútbol que el propio Mourinho o Guardiola y que se ponen en la banda para corregir a su hijo en creencia de que sus conocimientos son mejores que los del entrenador, consiguiendo con esto equivocar al chico.

Generalmente este tipo de cosas se dan en equipo pequeños ya que en los más profesionales a los padres se les prohíbe la asistencia a los entrenamientos, así evitan ese tipo de cosas. Pero no todos los clubes pueden realizar ese tipo de medidas ya que si sobreviven es gracias a los padres. Pero cierto es que el entrenamiento es algo que los padres no deberían presenciar para no interferir en ellos y tener al joven futbolista realmente centrado.

Tampoco vamos a poner la cosa negra del todo pero si que en cualquier campo de fútbol se puede ver detalles de estos a los padres desde la etapa más temprana, sin darse de cuenta que el niño le gusta el deporte por el simple echo de estar entre amigos y pasárselo bien. Eso es lo que se tiene que potenciar el disfrutar de un deporte y el compañerismo. No presionar al joven deportista desde los pre-benjamines con competir y ganar partidos, ya que para la edad de competir también hay un tiempo.

 A continuación os dejo un monólogo del club de la comedia con un toque de verdad sobre este tema:

 

Artículos relacionados :

Compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>