PostHeaderIcon La gestión de un equipo de fútbol según Rafa Benítez

Rafa Benítez sigue cosechando éxitos fuera de nuestro país. El entrenador español ha colocado al Nápoles segundo en la serie A, empatado a puntos con la Juventus y a 5 de la Roma. El técnico cree “que hay que parar un poco la euforia”. Su mensaje es mostrar un “equipo competitivo en cada partido” para que se puedan aspirar a grandes títulos. Además es un hecho que ha españolizado el equipo italiano con la llegada de Callejón, Albiol y Reina.

FBL-ITA-SERIEA-NAPOLI-ESP-BENITEZ-FILES

El nuevo Nápoles de Rafa Benítez toma forma. Pese a la marcha de Edinson Cavani, el conjunto celeste ha invertido francamente bien los 64 M€ logrados con la salida del charrúa en dirección al Paris Saint Germain a fin de certificar una serie de incorporaciones que le permitirán configurar una plantilla con la que optar a todo.

Hoy os mostramos la opinión, de Rafa Benítez, sobre como se debe gestionar un equipo de fútbol para poder alcanzar el éxito, que el ha conseguido en equipos como el ValenciaLiverpool… Además, os mostramos unos vídeos en el que nos habla de como es el trabajo de un entrenador, ya que para ganar partidos hay que ¡entrenar! con unos objetivos concretos.

LA GESTIÓN DE UN EQUIPO DE FÚTBOL

Rafa siempre ha sostenido la idea de que las personas que trabajan en el ‘mundo del fútbol’ son unos privilegiados, ya que les pagan por hacer lo que les gusta. Además en su caso ha tenido la suerte de poder recorrer varios países disfrutando se sus diversas culturas.

La estructura de un club

Al llegar a un club lo primero que debemos conocer son los objetivos y los medios con los que se cuenta para conseguirlos. Para ello es fundamental analizar en profundidad la organización del mismo, su organigrama y su funcionamiento especialmente en un país distinto al tuyo.

Las reglas, el calendario, la plantilla, el personal que trabaja en el club y sus funciones, los condicionantes que existen a la hora de contratar jugadores, el entorno, la cultura, las tradiciones…, todos son datos imprescindibles que te ayudarán a tomar decisiones más acertadas. Al menos las que dependan directamente de ti.

En España o Italia existe la figura del ‘Director de Fútbol’ o el ‘Secretario Técnico’que, en teoría, es el responsable de la contratación del propio entrenador y de confeccionar la plantilla. En la mayoría de los casos, no siempre, suele consultar con el inquilino del banquillo, pero en otros muchos casos el presidente o propietario, que hay de todo, es quien tiene la última palabra.

En Inglaterra, sin embargo, es el ‘Manager’ quien, también en teoría, tiene la responsabilidad deportiva y, por lo tanto, la capacidad de decidir a la hora de formar la plantilla.

En la práctica, ambas estructuras dependen de un presupuesto: del dinero disponible para traspasos y para salarios. Tanto el ‘Manager’, en un caso, como el entrenador, en el otro, se pueden encontrar con el incontestable hecho de que sólo pueden fichar al tercero o cuarto de la lista. Tal y como suena. Eso sí, al menos en el caso del ‘Manager’ éste confecciona su propia relación de candidatos.

La confección de la plantilla

Como responsable de la parcela técnica, tienes que decidir el modelo de juego, cómo quieres que se muestre tu equipo en el campo o, al menos, cómo te gustaría que jugase. Es importante conocer tu plantilla, charlar con los jugadores que te pueden dar información para hacerte una composición de lugar y luego tratar de completarla con futbolistas que puedan desarrollar aquello que quieres llevar a la práctica en el terreno de juego. Si no puedes hacerlo, tendrás también que adaptarte y confiar en que te apoyarán cuando haya que hacerlo.

Luego están las reglas que afectan a las contrataciones en cada país y, de una manera distinta, a equipos que jueguen competiciones internacionales o no. Hay ligas en las que es obligatorio que jueguen hasta cinco jugadores del propio país, otras en las que se limita el número de fichajes extranjeros, en otros existen los comunitarios ‘A’ o ‘B’… En fin, cada país, cada liga tiene sus peculiaridades y hay que conocerlas en profundidad y sobre todo acatarlas puntualmente antes de confeccionar la plantilla y/o retocarla.

Aquí es donde entra en funcionamiento el plan, el proyecto deportivo que, con la llegada de propietarios del mundo de los negocios al fútbol, se llama, no podía ser de otra manera, plan de negocio.  Cuando lleguo a Italia no existía el ‘plan de negocio’. Sólo sabía de su existencia el último día del mercado de fichajes, cuando le comunicaron sorpresiva y sorprendentemente que seguían el ‘Financial Fair Play’. En España, el diálogo continuo con los responsables del club te pone al corriente de las limitaciones económicas que tienes, por lo que sabes a qué atenerte.

Algo que no se debe olvidar es analizar el potencial de la cantera. El poder incorporar jugadores locales siempre supone más implicación con el club y reduce sensiblemente los costes. En Italia y España la organización depende del ‘director deportivo’ y el técnico tiene poca incidencia es su funcionamiento. Sin embargo, en Inglaterra se puede dar el caso, como ocurrió en su  último año en Liverpool, de que el ‘manager’ tenga control sobre el funcionamiento del fútbol base y se pueda seguir una línea de juego similar en todos los equipos y con más continuidad. El ejemplo del Barcelona está en boca de todos actualmente.

Artículos relacionados :

Deja un comentario

EntrenarFutbol.com

Top  blogs Licencia de Creative Commons