«

»

Nov 14

Cuándo empezar la iniciación al fútbol según Rafa Benítez

Existen muchas ideas diferentes, sobre cuando se debe empezar la formación de un joven futbolista. Rafa Benítez ha  resumido estas diversas ideas en dos muy concretas. Hay unos autores que hablan de iniciación deportiva desde la infancia y otros que hablan de iniciación deportiva alrededor de los 10 años.

Rafa-Benitez

Aunque parecen teorías muy dispares, analizándolas en profundidad, Benítez, llega a la  conclusión de que no lo son,ya que su diferencia es tan sólo de terminología. Los autores que hablan de iniciación deportiva desde la infancia se refieren a un trabajo general sobre el niño orientado hacia una futura actividad deportiva; los que hablan de iniciación a los 10 años aproximadamente, se refieren a trabajo concreto y específico hacia un deporte dado; así, éstos no están en desacuerdo con trabajar con el niño de forma general hasta los 10 años y entonces empezar a hacerlo de forma más específica.

Iniciación deportiva desde la infancia

Según él, el individuo, la persona, se constituye en la infancia, de ahí que la evolución que se da en los primeros años de vida tenga una gran importancia. Esto es válido también para la evolución deportiva, ya que la considera más como un enriquecimiento de la persona por el movimiento que como una adaptación técnica y física a la práctica de un deporte.  En los primeros años (0 a 3 años) el movimiento es fundamental, ya que gracias a él el niño desarrolla su facultad de observación, su creatividad, su capacidad de coordinación y de este modo su sentido del equilibrio, del espacio y del tiempo.

De 3 a 6 años, el aprendizaje deportivo se realiza en los siguientes pasos didácticos según Liselott Diem:

  1. Se crea la situación y el estímulo adecuados.
  2. Se plantea el problema y cada individuo intenta resolverlo: actuación de “prueba y ensayo”.
  3. Se repiten, se comparan y se juzga la solución hallada: fase de “comprensión”.
  4. Variación individual de las formas básicas: fase “creativa”.
  5. Se dificultan los ejercicios y el sujeto trata de emular sus propias realizaciones y las de los demás: conocimiento del nivel real de aspiración.

Liselott Diem propone para mejorar la habilidad corporal gran variedad de estímulos y ejercicios. De 6 a 10 años es la edad considerada por estos autores como la más apta para adquirir habilidades corporales y el desarrollo de esas habilidades se realiza mucho más a través de la práctica de las diferentes especialidades deportivas.  Los deportes-juegos son otra forma de desarrollar la capacidad motriz.  En esta edad se trata, sobre todo, de que el niño sea capaz, no sólo de reaccionar correctamente, sino también de aplicar conscientemente las técnicas oportunas.

Iniciación al fútbol 

7 años.

El niño de 7 años puede tener “períodos” en que sólo se dedica a un tipo de actividad; luego puede abandonarla repentinamente por otra.  Cuando se le pide que haga algo se fatiga rápidamente.

8 años.

Muestra mayor disposición que el niño de 7 años hacia el aprendizaje de técnicas nuevas.  Tanto los varones como las niñas gozan con el fútbol. Sus intereses son de duración breve y pasa rápidamente de una cosa a otra.  Toda sesión de juegos sin supervisión termina con frecuencia en discusiones.

9 años.

Al niño de 9 años le complace poner a prueba su habilidad. Si algo le gusta puede perseverar hasta dominarlo.  Tiene gran curiosidad por aprender y le gusta exhibir las habilidades que aprende.

10 años.

El niño de 10 años experimenta placer en la simple actividad física.  Le gusta pertenecer a clubes y asociaciones colectivas.  Es la edad de la culminación de las habilidades manipulativas.  Hacia los 9 ó 10 años se le despierta al niño el interés por hacer sus movimientos eficaces y por intentar llegar a unos niveles concretos de rendimiento.

Después de este breve estudio, es obvio que la edad más adecuada para la iniciación al fútbol oscila entre los 9 y 10 años, porque el niño reúne muchas cualidades que le permiten asimilar las habilidades futbolísticas con mayor facilidad.

La conclusión definitiva es que debemos favorecer todo lo que sea movimiento en el niño desde su nacimiento, para irlo preparando para su “verdadera” iniciación al fútbol que se llevará a cabo entre los 9 y 10′ años en los centros adecuados.

Vía: RAFA BENÍTEZ

Artículos relacionados :

Compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

1 comentario

  1. arturo chimal

    exelente estudio ya q se carece de esta informacion en los centros de formacion y los niños no llevan una metodologia de acuerdo a su edad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>